Posts in Aprendiendo

Kiyosaki y el modelo de negocio de amway

El escritor e inversor estadounidense Robert Kiyosaki es una de las mentes más conocidas del mundo de la motivación y las finanzas. Conocido por ser el autor del libro best-seller “Padre Rico, Padre Pobre”, es también uno de los mayores defensores del Network Marketing y ha decidido vincularse a Amway, una de las compañías de venta directa más grande del mundo. 

Fundada en 1959 por Jay Van Andel y Rich Devos, Amway opera en más de 100 países y territorios en Asia, África, Australia, Europa y América. Se trata, a los ojos de Robert Kiyosaki, el negocio multinivel más importante del planeta.

La cuestión radica en que el Multinivel tiene su inicio en la búsqueda de abaratar costos de distribución, teniendo como resultado una organización de personas que consumen y recomiendan los productos o servicios  comercializados por una determinada compañía multinivel y por ello obtienen beneficios. 

Las personas que recomiendan los productos o servicios se convierten en Distribuidores y en dueños de sus propios negocios ganando proporcionalmente con su esfuerzo, mientras se va recomendando se va formando niveles por eso la palabra Marketing Multinivel. 

Kiyosaki y Amway

En la actualidad, la empresa cuenta con más de 19,000 empleados en todo el mundo. Además, más de 3 millones de Empresarios Amway venden los productos de la compañía por todo el mundo. Más de 450 productos exclusivos de alta calidad llevan el nombre Amway en las categorías de nutrición, belleza y hogar. 

Las oficinas generales mundiales de Amway, que abarcan un área de más de 278,710.26 metros cuadrados (3 millones de pies cuadrados), se ubican en Ada, Michigan, Estados Unidos. Tiene instalaciones de producción en EEUU, China, Brasil y Vietnam. Y una red de distribucion tambien en EEUU y China además de Países Bajos y centro regionales en Malasia y Polonia. 

Kiyosaki y el modelo de negocio amway

Amway basa su modelo de negocio en el el network marketing. Algo que para Kiyosaki, y otros gurúes financieros como Donald Trump – si, el presidente de EEUU – se destaca del resto por lo siguiente: 

– Se requiere una mínima inversión en efectivo para iniciarlo.

– Los gastos en general son bajos. Puede ser operado de forma flexible a tiempo parcial hasta que se genere el flujo de caja suficiente para permitir al empresario un cambio de trabajo a tiempo completo.

A la hora de marcar diferencias con el modelo tradicional, éste paga grandes sumas de dinero en publicidad y marketing, mientras que en el network marketing, la casa matriz paga a las personas por amar el producto y comercializarlo de la mejor forma, boca a boca.

Por eso, hoy en día el network marketing es reconocido por expertos y empresarios exitosos como uno de los modelos de negocio de más rápido crecimiento en el mundo. Las empresas de network marketing están generando actualmente 110 billones de dólares en ventas al año a nivel mundial.

Se trata de un modelo Multinivel, que a los ojos de Kiyosaki, se basa en ayudar a los demás presentándole una oportunidad de hacer un negocio para que cambie su vida, la oportunidad se les presenta a muchos pero solo unos cuantos toman el reto. 

La cuestión del network marketing para Robert Kiyosaki se fundamenta en su libro “El Cuadrante de Flujo de Dinero”, donde establece cuatro mentalidades que tienen una correlación con las formas de ganar dinero. Estas son expresadas en un esquema con forma de eje cartesiano estructurado en cuatro cuadrantes. Los mismos serán ocupados por cuatro figuras: Empleado (E), Autoempleado (A), Dueño de negocios (D) e Inversionista (I). Todas las personas estamos de manera obligada en alguno de estos cuatro cuadrantes.

En definitiva, la relación entre el gurú financiero norteamericano y las inversiones es crucial. Es su libro “Guia para invertir” pretender dar ayuda a las personas a que puedan convertirse en inversionistas con el objetivo de acrecentar su capital, generen riqueza y alcancen lo que él considera el fin de toda persona: La libertad financiera.

Guia para invertir de Robert Kiyosaki (Resumen)

Kiyosaki considera que existen dos tipos de inversiones. Tenemos por una parte los activos que se crean o compran para luego vender y, por otra,  los que se crear o compran para que le generen a uno un flujo de efectivo.

En definitiva, la forma correcta de invertir a los ojos de Kiyosaki, si se pretende alcanzar la libertad financiera es la que debe buscar invertir en activos que le generen a uno un flujo de efectivo. Por lo tanto, la cuestión radica no comprar para luego vender sino que uno debe buscar que la ganancia de la inversión se dé cuando compre, y no cuando venda.

Robert Kiyosaki habla del bitcoin

El inversionista y escritor norteamericano Robert Kiyosaki, conocido por ser el autor del libro best-seller “Padre Rico, Padre Pobre”, considera que el dólar – la divisa que rige la economía global – tiene los días contados. Por esta razón, apuesta a las criptomonedas como una alternativa para su progresivo reemplazo. En esta artículo aprendé cómo invertir en Bitcoin en Argentina.

“Creo que el dólar está en serios problemas porque el oro, la plata y la moneda cibernética lo van a sacar. El dólar estadounidense es una estafa”, sentenció el gurú financiero, quien ya habla de empresas para invertir en Bitcoin.

Reconocido por sus publicaciones sobre consejos financieros, realizó varios comentarios que guardan relación con su preocupación sobre el posible colapso del sistema financiero que se sustenta en la moneda estadounidense. A su entender, el próximo punto de quiebre dará paso a que monedas digitales y materias primas como el oro y la plata para que tomen el lugar de las monedas fiduciarias, específicamente del dólar, al que se refiere como “dinero falso”. Pero la decisión de pasar a la divisa digital tiene un freno y es que las personas no saben cómo invertir en Bitcoin de forma segura.

Los fundamentos de la proyección del colapso de la economía tradicional se respaldan en lo que denomina como el “dinero del gobierno”, es decir, el dólar. A sus ojos, la emisión “invisible” e ilimitada de billetes verdes sin respaldo en las reservas de oro está  “inflando una gran burbuja” en el mercado. Una burbuja que podría ser mayor a las de las puntocom, con el atractivo que internet generó en los años `90, y superior también a la crisis inmobiliaria de 2008, arraigada además en la quiebra de Lehman Brothers. 

Para Kiyosaki, la eventual emisión infinita de monedas fiduciarias es una de las diferencias más trascendentales de bitcoin con respecto a las monedas emitidas por un banco central. Sucede  lo siguiente: Bitcoin fue diseñado para emitir solo 21.000.000 de unidades en toda su historia. De esta manera, es imposible emitir nuevas unidades para satisfacer las necesidades de entidades bancarias centralizadas, ya que sabemos, los bancos centrales pueden imprimir continua e ilimitadamente la cantidad de billetes que el gobierno y el banco central consideren necesarios.

Invertir en bitcoin 2019

En “El Cuadrante del Flujo del Dinero” Kiyosaki aseveró que las criptomonedas “son una idea maravillosa” y las tildó como “el dinero de la gente”. “Creo que es una idea maravillosa. Hablo de tres tipos de dinero hoy. Uno es el dinero de Dios, que es el oro y plata. (Ellos) estarán aquí después que las cucarachas se extingan. Siempre estarán aquí (en el planeta). Luego está el dinero del gobierno… que es la moneda fiduciaria. Y luego está el dinero de la gente, que es la moneda cibernética”, enfatizó.

La posibilidad de que bitcoin sustituya a las monedas fiduciarias es una apuesta a largo plazo. De todas formas, entidades del ecosistema financiero han comparado a bitcoin (BTC) con otros activos tal como lo hizo Kiyosaki. Con la llegada del Bitcoin, en 2009, la economía mundial comenzó a cambiar. A casi 10 años del surgimiento de las criptomonedas, su aceptación en muchos países del mundo ha sido increíble. Tanto así, que se han presentado como una interesante alternativa a las monedas tradicionales. 

Desde de su tropiezo financiero, el 2018 tiene que ser considerado como un año del olvido para los traders que fueron expulsados del mercado de las criptomonedas. Durante diciembre de 2017, el precio del bitcoin llegó a tocar los 20 mil dólares. Un año después, el valor del bitcoin era en promedio de 4 mil dólares, es decir, tan solo una quinta parte de lo valuado a finales del 2017. Razón por la cual no fueron pocos los que pronosticaban el apocalípsis de la criptomoneda.

La volatilidad bajo la cual se movió el precio de la bitcoin (comenzó a 6 mil dólares, llegó a los 12 mil para terminar en 3,8 mil) hizo que el 2018 se presente como un periodo de catástrofe para los inversionistas criptográficos. El 2018 había iniciado con demasiadas ilusiones como consecuencia del máximo histórico ocurrido en diciembre de 2017 pero lo cierto es la frustración se apoderó de la mayoría de los traders.

Ahora bien, ¿Qué sucederá con el precio del BTC durante el 2019? En principio, se prevé una mayor estabilidad. La mayoría de los analistas están de acuerdo en que después de que su precio toque fondo su valor se estabilice.

En el mundo de las criptomonedas, el bitcoin se destaca por ser la más utilizada y valorada por aquellos que consideren realizar inversiones seguras. Para pronosticar su precio, es menester realizar una evaluación de las variaciones que ha tenido en el pasado y en el presente.

Cómo invertir en criptomonedas

Básicamente existen tres formas de hacerse con una de estas criptomonedas: minar bitcoins, comprar bitcoins a través de una plataforma y vender algo y que te paguen en bitcoins. De las tres fórmulas para conseguir bitcoins, las dos primeras son las más utilizadas salvo que tengas una tienda online y, además, aceptes el pago con moneda virtual.

Otra forma tiene que ver con invertir en monedas virtuales. En otras palabras especular con la criptodivisa como lo haríamos con el oro, el petróleo o una acción cualquiera.

Para hacerlo, hay que acudir a una de las plataformas de trading de bitcoins. A quienes ya inviertan en bolsa su funcionamiento les resultará similar, aunque algo diferente al de un bróker al uso. Estas plataformas se denominan monederos de bitcoins y es donde se almacenan las monedas virtuales. Existen diferentes tipos de carteras de bitcoins en función de cuestiones como la seguridad y la usabilidad.

Los primeros son monederos de bitcoin para PC, que puedes descargar como un programa para tu ordenador. Los segundos son los monederos online de monedas virtuales, que pueden ser para móviles o para ordenadores, es indiferente. Los segundos son los más seguros y son los monederos de hardware. En otras palabras, un aparato físico que almacenará los códigos virtuales de tus criptomonedas.

Una vez elegida la cartera de BTC la operativa es muy similar a la de una compra y venta de acciones. La diferencia es que, dependiendo del método de pago, la orden tardará más o menos en ejecutarse.

La apuesta al futuro del bitcoin es más que tentadora. Es muy rentable. Desde luego, la posibilidad de que el Bitcoin sustituya a las monedas fiduciarias es una apuesta a largo plazo. 

No obstante, también es una moneda con alta volatilidad. Por eso, el tiempo nos dirá si Kiyosaki tuvo razón. 

Kiyosaki y las inversiones, lo que hay que saber

La relación entre el gurú financiero norteamericano y las inversiones es crucial. Es su libro “Guia para invertir” pretender dar ayuda a las personas a que puedan convertirse en inversionistas con el objetivo de acrecentar su capital, generen riqueza y alcancen lo que él considera el fin de toda persona: La libertad financiera.

En primer lugar hay que entender lo siguiente: Robert Kiyosaki considera que existen dos tipos de inversiones. Tenemos por una parte los activos que se crean o compran para luego vender y, por otra,  los que se crear o compran para que le generen a uno un flujo de efectivo.

En síntesis, los activos que se crean o compran para luego vender son, nada más y menos, que activos que, generalmente, se adquieren a bajo precio, con la especulación de que con el paso del tiempo su valor se aprecie para luego venderlos a un precio mayor que el precio de compra. Para de esta forma, obtener una ganancia. Un ejemplo de esto, es cuando adquirimos una casa para ser remodelada y luego venderla a un precio mayor que el precio de compra.

Después están los activos que se crean o compran en  función de la generación de un flujo de efectivo. Estos son activos que se crean o se compran con la intención de que le generen a uno una ganancia inmediata basada en la generación de un flujo de efectivo. A modo de ejemplo, tomemos la misma casa pero en este caso no para ser vendida, sino para alquilarla. De esta forma, uno genera ingresos por renta. 

Otros ejemplos de este segundo tipo de activos o inversiones son los bienes raíces, las acciones y las obligaciones y hasta los fondos de inversión.

En definitiva, la forma correcta de invertir a los ojos de Robert Kiyosaki, si se pretende alcanzar la libertad financiera es la segunda. O sea, a su entender, lo que se debe buscar invertir es en activos que le generen a uno un flujo de efectivo. La cuestión radica no comprar para luego vender sino que uno debe buscar que la ganancia de la inversión se dé cuando compre, y no cuando venda.

Por eso, un buen inversionista debe saber buscar, identificar, analizar, comparar y administrar sus inversiones de tal manera que le generen un buen flujo de efectivo. 

Según su Guia para invertir de Robert Kiyosaki, un inversionista con mayúsculas debe saber buscar e identificar oportunidades de inversión a cada rato que tengan las siguientes características: En primer lugar, que cuesten poco o nada. En segundo lugar, que presenten un bajo riesgo, pero alto rendimiento. En tercer lugar, que le devuelvan su dinero lo más rápido posible, al tiempo que conserva el activo adquirido.

Ahora bien, una vez identificada dicha oportunidad de inversión, la persona aspirante a invertir no tiene apresurarse en tomar una decisión sino que debe ser, en cierta medida, algo cauteloso. Es decir, informarse bien sobre la inversión, estudiarla y analizarla, y, de ser necesario, contratar los servicios de profesiones que le ayuden a evaluar la inversión, y lo asesoren, sobre todo en temas que no domina.

Entonces, siguiendo a Robert Kiyosaki, a la hora de analizar una inversión uno debe tener en cuenta lo siguiente: El verdadero valor de la inversión, los riesgos que dicha medida conlleva, el tiempo de recuperación del dinero invertido, y por supuesto, qué ingresos obtendrá por el resto de su vida después de recuperar el monto invertido.

El tema es que al analizar una inversión uno no debe asimilarse a la figura de un apostador. Tampoco debe ser demasiado prudente o precavido, al punto de llegar de quedar “paralizado” por el análisis financiero porque llegado a este punto uno finalmente no hace nada. 

La cuestión radica en hacer un análisis exhaustivo de una inversión y procurar reducir todo el riesgo posible. A tener en cuenta: aunque uno intente disipar todo el riesgo, el mismo persistirá. Por eso, también hay que tener presente la capacidad de “jugar en la cornisa”. El que no apuesta no gana.

Otro punto se supedita a la identificación de inversiones y la capacidad para reducir los riesgos.  Los inversionistas deben mejorar constantemente su educación financiera. Esto significa que para Kiyosaki uno tiene que estar permanentemente capacitándose, estudiando, asistiendo a seminarios, tomando cursos. Debe desarrollar también la habilidad financiera a tal punto que pueda llegar a sentirse seguro para invertir tanto en las buenas como en las malas épocas.

En conclusión, la enseñanza que nos deja Kiyosaki es aprovechar las buenas oportunidades de inversión. En este sentido, uno debe aprender a usar el apalancamiento financiero pero al hacerlo debe ser cuidadoso cuando acepte endeudarse. Las deudas son un peligro y hay que evitarlas. La libertad financieros puede estar a la vuelta de la esquina. A seguir los pasos.  

Además de la “Guia para invertir”, entre los libros de Robert Kisoyaki a tener en cuenta se destacan: “Padre Rico, Padre Pobre”, “El cuadrante del flujo de dinero”  y “Retirate joven y rico”

De que se tratan las conferencias de Robert Kiyosaki

Robert Kiyosaki se ha transformado en un mentor de emprendedores. No obstante, no fueron pocos los que cuestionaron su carácter de gurú financiero y hasta han levantado las banderas con el lema de “No le creas a Robert Kiyosaki”. Detrás de los incrédulos hay algunos datos a tener en cuenta. 

Sucede que el autor de “Padre Rico, Padre Pobre” declaró en quiebra. Básicamente, la empresa no ha pagado las regalías correspondientes en sus seminarios, y cuando perdieron ante el tribunal, no tenían dinero suficiente para pagar. Si bien no fue una quiebra personal se trató de una bancarrota corporativa. Por eso, hay cientos de personas que dicen: “No escuches todo lo que dice Robert Kiyosaki”

No a pocos les parece espantoso que a este escritor de finanzas personales le haya ido mal con unas de sus empresas. El gurú financiero se ganaba la vida en la venta de “su historia”, en muchas conferencias donde animaba a otros a desembolsar dinero para escucharlo. Al parecer, sus palabras no son más que un castillo de naipes dispuestos a caerse. 

Antes de su publicación en 1997 de “Padre Rico, Padre Pobre”, Robert Kiyosaki nunca tuvo ninguna documentación de las riquezas que supuestamente acumuló. Para muchos la historia de su vida es una ficción.

Kiyosaki escribió y vendió su libro, algo que hay que considerar. Luego viró sus conferencias y la serie de asesoramientos. El primero era gratuito, luego iba potenciando el costo de dichas “clases”. 

La advertencia es la siguiente: Si alguien es un planificador financiero es justo cobrar por el asesoramiento. No obstante, es importante ser razonable, es decir ver el costo-beneficio por el valor de sus servicios. 

“Kiyosaki no es el único”, denuncian algunos inversores poniendo el dedo sobre la llaga de  Suze Orman, Ray Lucía y hasta Donald Trump, antes de ser presidente claramente. 

Ahora bien, entre los principales hábitos que hay que agarrar con pinzas son los siguientes: Kiyosaki habla de no diversificar.  Kiyosaki hace mucho énfasis en que solo los inversionistas “que llegan tarde” y que se conforman con rendimientos mediocres diversifican. Pero esto es muy riesgoso, nunca hay que poner todos los porotos en un solo tarro. 

También dice que el multinivel es la mejor manera de aprender a vender pero sabemos que esta técnica no es para todos. . Puede ser una buena manera, pero no la única, ni necesariamente la mejor. Cada uno buscará la forma que más se adecuo.

Hay también cierto sesgo despectivo frente a la figura del empleado, lo sataniza. También sostiene que una casa es un pasivo, entendida como “algo que extrae dinero de tu bolsillo”. Puede ser cierto, pero hay que ser flexible sobre tales situaciones. 

Kiyosaki también asevera que los ricos no poseen nada. Pinta una imagen un poco romantizada de las corporaciones. A veces, sus planteos son cercanos a la ficción. Tampoco puede pensar en que ser millonario es fácil. Es desafortunado que no lo remarque de esta forma. 

El autor norteamericano también apela continuamente al riesgo, pero eso no es para todos. Puede ser para un inversionista sofisticado o para alguien a quien realmente le sobra dinero y quiere experimentar, pero no para la mayoría de nosotros. Siempre debemos ver el riesgo, y sobre todo calcularlo. No podemos invertir todo lo que tenemos. 

Tampoco considerar que los bienes raíces son la inversión más inteligentes. 

Por último, también apela a ciertos cuestionamientos sobre la educación formal. Tema delicado para Kiyosaki. Puede discutirse si los temas financieros básicos deberían ser tocados en todos los niveles escolares pero es verdad que en muchos países la educación y los planes de estudio están supeditados a satisfacer demandas que son propias de un contexto particular.

Sus 12 hábitos puede sonar lindos (Establece buenos hábitos diariamente, cuida tu salud, mantente positivo, crea nuevas metas, mejora tus relaciones, pasa tiempo con los que piensan igual que tú, debes estar dispuesto a mejorar, lee, esfuérzate más, no te rindas, encuentra un nuevo mentor y no tengas miedo) pero muchas veces pueden ser inconsistentes entre sí.

La conclusión es la siguiente. A tomar con pinzas las palabras de Kiyosaki. A leerlo pero también leer otros libros de finanzas personales. No hay que tomar todas las cosas a la ligera o tenerlo como un dios incuestionable de las finanzas. Cabe señalar que para unas personas ser millonario significa tener mucho dinero. Para otros ser millonario es tener el tiempo suficiente para hacer las cosas que apasionan y darle una mejor calidad de vida a nuestros seres queridos. En definitiva, no hay que vivir obsesionado con gurúes que tengan la receta del éxito. 

Kiyosaki, activos y pasivos: ¿a que se refiere Robert Kiyosaki?

Empresario estadounidense, inversor, motivador emocional y autor del best seller “Padre Rico, Padre Pobre”. Mientras que para unos es el fundador de la empresa The Rich Dad Company y gurú financiero, para otros es un farsante, al tiempo que lo adoran y siguen sus consejos a rajatabla. Hoy te contamos sobre su razonamiento acerca de los activos y pasivos de una persona.

Para entender a Kiyosaki es necesario saber cuál es la forma en la que concibe el mundo. Veamos en el caso de activos y pasivos, ejemplos

¿Qué son los ingresos activos y pasivos?

La definición de pasivo según varios autores no varía demasiado. En la contabilidad tradicional se define los «activos» y «pasivos» en función de lo que le sirve al Estado a la hora de cobrarnos los impuestos. Mientras que ingreso es lo que generamos, pasivo es lo que debemos pagar al fisco. 

Con inteligencia Kiyosaki redefine estos conceptos a partir del interés de cada uno y modifica el significado de estos conceptos.

En síntesis, a los ojos de Kiyosaki, Activo es lo que le “Da de comer” y pasivo es lo que “Lo come a usted”, por eso prefiere decir gasto pasivo.

En sí, todo es activo desde el punto de vista económico. Ejemplos de activos son todas aquellas cosas que nos generan un ingreso, ya sea de forma diaria, mensual o anual. Por lo tanto, existen dos tipos de ingresos: Ingresos pasivos que es el dinero que entra a tu bolsillo sin necesidad de que trabajes por él e Ingresos activos, por ejemplo,  tu salario y que depende de tu trabajo, sino no tendrías un sólo centavo.

Cabe remarcar que la gran mayoría de las personas solamente tiene ingresos activos, los cuales provienen de su salario o fuente de trabajo.

La importancia de los activos es fundamental. Pensemos por un momento que podemos adquirir algún activo que nos dé ingresos sin necesidad de trabajar. Con ello, vamos a tener más tiempo para lo que queramos, para nuestro ocio, para estudiar, en definitiva, para hacer lo que queramos siempre y cuando nuestro bolsillo nos pueda permitirlo. Bolsillo que, de hecho, a medida que pasa el tiempo se irá llenando con los activos.

Por lo tanto, el objetivo para ser financieramente libre es llegar al momento en que tendrás tantos activos que ya no hará falta trabajar. En este punto, lo más importante es que tendremos el tiempo libre para hacer lo que realmente quieras. Es esta lógica la que muchos empresarios exitosos aplican en su vida y la razón por la cual aprenden a utilizar su dinero para apalancarse y crear negocios.

¿Cuál es la diferencia entre los activos y los pasivos? 

Los ingresos pasivos remiten a todas aquellas cosas que nos quitan dinero de los bolsillos. Preguntémonos: ¿Cuántas cosas de nuestra vida nos quitan dinero en vez de llenarlo? Una hipoteca, un préstamo, ropa, el auto, las salidas, cenas de más, la membresía de Netflix, etc.

La reflexión se dirige a otra pregunta: ¿Por qué estamos tan ocupados de tener gastos y no de tener más ingresos? Se insiste: la diferencia entre los activos y los pasivos son que unos ponen dinero y otros sacan dinero de tu bolsillo.

Por lo tanto, la preocupación que debería girar por nuestra cabeza y nuestros bolsillos es por generar la mayor cantidad de activos posibles.

Entonces, si queremos hacer un gran cambio en nuestra vida, un cambio de índole financiero, debemos, dice Robert Kiyosaki, establecer cuáles son nuestros ingresos y gastos, y luego nuestros ingresos activos y pasivos.

Repasemos. El ingreso activo se refiere entonces a aquel monto de dinero por el que tenemos que trabajar, si no trabajamos no lo ganamos, es decir, no lo tenemos. El ejemplo paradigmático de esto es nuestro salario. Un ingreso que necesita de nuestro esfuerzo de manera inmediata y también de nuestro tiempo. Si no ponemos tiempo ni trabajamos, no tenemos ingresos activos.

De manera contra, el ingreso pasivo se refiere a lo generado sin la necesidad de que nosotros estemos presentes. Dinero que sea producto de alguna inversión o de algún activo físico o sistema de negocio. En sí, puede ser todo aquello que nos genera interés, una inversión, un plazo fijo, la participación accionaria de una empresa, la renta por el alquiler de una casa, los ingresos ganados por nuestra flota de autos puestos en Uber, etc.

Como conclusión, para Robert Kiyosaki, la libertad financiera solo se logrará cuando los ingresos pasivos superan lo que gastamos. 

El cuadrante del flujo de dinero según Robert Kiyosaki

Robert Kiyosaki logró adquirir una gran popularidad gracias a sus publicaciones, en particular la de “Padre Rico Padre Pobre” que se convirtió rápidamente en un auténtico best seller. “El Cuadrante del Flujo del Dinero”, en resumen, es la continuación de la obra por la cual el mentor norteamericano comenzó a tener reconocimiento. 

Publicado en 1998, está centrada en explicar los patrones mentales y de ingresos de las personas ricas y de la clase media, que a los ojos del autor son totalmente opuestas. Si bien es posible descargar el libro El cuadrante del flujo del dinero en PDF y gratis, es otro de los libros más vendidos del autor.

Ahora bien, para entender qué es el cuadrante del flujo del dinero tenemos más allá wikipedia que ver qué es lo que hace: analiza esos patrones mentales. Las cuestiones pasan por las siguientes inquietudes: ¿Por qué existen millones de personas analfabetas financieramente que viven al día con su dinero y otras que viven en la abundancia gracias a su conocimiento sobre el funcionamiento del dinero?

 

El cuadrante del flujo del dinero, un audiolibro hecho biblia

Para Kiyosaki existen cuatro mentalidades que tienen una correlación con las formas de ganar dinero. Estas son descritas en un esquema con forma de eje cartesiano estructurado en cuatro cuadrantes. Los mismos serán ocupados por cuatro figuras: Empleado (E), Autoempleado (A), Dueño de negocios (D) e Inversionista (I). Todas las personas estamos de manera obligada en alguno de estos cuatro cuadrantes.

Entonces, el esquema conceptual de Kiyosaki alude a las diferentes maneras por las que se pueden generar ingresos. El empleado gana dinero en forma de salario trabajando para otra persona, mientras que el autoempleado lo gana haciendo ese trabajo para sí mismo. Ambas figuras/personas se encuentran en el lado izquierdo del cuadrante. Este es el lado en que se centra la mayoría de las personas que son pobres o de clase media.

Por el otro lado, tenemos al dueño del negocio que posee una empresa que le brinda una ganancia, un dinero sin que el trabaje. También está presente la figura del inversor que gana el dinero a través de las inversiones que realiza. El inversor pone al dinero a correr para él. En estos casos, ambos se encuentran en el lado derecho del cuadrante. Este lugar del cuadrante, para Kiyosaki, es el que se jactan de ocupar los ricos.

 

Se puede estudiar El cuadrante del flujo del dinero, en resumen por capítulos en pdf, sin embargo, también existe otra forma de comprenderlo: desde su lado izquiero y de su lado derecho. Mira:

Veamos el lado izquierdo

Acá están presentes las figuras del empleado y el autoempleado. Cuando hablamos de los primeros nos referimos a personas que buscan la seguridad y la garantía por encima del riesgo y de la riqueza. Es debido a esta razón que prefieren tener un salario seguro trabajando para una empresa en lugar de arriesgarse a emprender y trabajar para sí mismos y perder esa seguridad que les proporciona el ingreso puntual de su nómina. Se encuentra en una zona de confort de la que no desean salir.

El valor de la seguridad para los empleados es más importante que el dinero en sí mismo. Esta es la causa por la que anteponen la certidumbre a la posible consecución de unos ingresos muy superiores. La mayoría de las personas se encuentran en este primer cuadrante.

Los autoempleados son personas que desean ser su propio jefe o hacer las cosas a su forma, sin depender de un superior que les indique qué hacer o qué no hacer en materia laboral. Estas personas tienen una percepción diferente de la incertidumbre. El valor mayor del que se jactan es el hecho de ser ellos mismos los que determinan el precio de su trabajo.

Los autoempleados buscan la perfección. Tiene en su cabeza la idea de que nadie va a realizar el trabajo mejor que ellos. En este grupo de personas podemos encontrar a médicos, abogados, economistas o arquitectos, entre otras tantas profesiones. También están los monotributistas que tienen un pequeño emprendimiento. Por lo tanto, para un autoempleado es más importante la libertad que el dinero, aunque ello les suponga trabajar muy duro sin delegar funciones, ya que no confían en que otras personas puedan hacer el trabajo igual de bien que ellos.

Veamos el lado derecho

En el otro lado, tenemos a los dueños de las empresas y a los inversores. Los propietarios de las empresas son lo opuesto a los autoempleados. Al contrario que estos últimos, los empresarios prefieren estar en un entorno de gente muy inteligente, más incluso que ellos mismos, para que sean estos los que gestionan su negocio. El dueño de la empresa delega su trabajo, tal vez se limite a supervisar.

Un verdadero empresario podría abandonar su negocio durante un año o más y marcharse de vacaciones. Al volver encontrará su negocio en mejor situación financiera que cuando lo dejó.  Por lo tanto, el empresario es el dueño de un sistema que contrata a personas inteligentes y cualificadas de los cuatro cuadrantes para que trabajen para él.

En el último cuadrante, encontramos al inversionista. Este tipo de personas quieren ganan dinero con el dinero. O sea, no tiene necesidad de trabajar porque su dinero ya está trabajando para él. Es el lugar en el que se encuentran las personas más ricas del mundo. Los millonarios acaban necesariamente en este cuadrante, sin la preocupación de trabajar y se focalizan en hacer crecer continuamente sus inversiones, su patrimonio, su capital.

Por lo tanto: La libertad financiera está en el lado derecho

La conclusión a la que llega Kiyosaki es que la gente que vive en el lado izquierdo del cuadrante lo hace al límite, con las cuentas de la tarjeta de crédito al cuello. Claro que pueden ser un empleado o un autoempleado con éxitos, poseer un laburo bien remunerado, haberse podido comprar una casa, haber podido comprar un buen coche al contado e ir de viaje por el mundo. Pero la pregunta es: ¿cuánto tiempo podrán vivir con sus ahorros estas personas si dejasen de trabajar?

En tanto, en el lado derecho del cuadrante hay abundancia y no se da este problema. La seguridad no es un problema. La seguridad no le quita el sueño a nadie en este lado del cuadrante. Por esta razón, Kiyosaki invita a las personas a desplazarse del lado izquierdo al lado derecho del cuadrante.

 Kiyosaki intenta hacer de su obra no un manual de instrucciones sino una suerte de guía bajo la cual cada una de las personas podrán instruirse consigas por ti mismo para llegar a la tan ansiada libertad financiera. Obviamente, nada es fácil pero la voluntad y las ganas tienen que estar. 

El top 10 de reglas de Robert Kiyosaki

La biografía de Robert T. Kiyosaki puede resumirse así: Kiyosaki nació en Hawai en 1947, es un empresario estadounidense, inversor, motivador emocional y autor de libros como “Padre Rico, Padre Pobre”, es el fundador de la empresa The Rich Dad Company. Su patrimonio estimado en 80 millones de dólares. Algunas personas lo tacharon de farsante y mentiroso mientras otras lo adoran y siguen cual gurú.

A Kiyosaki se le ha comparado mucho con otros escritores por lo antagonistas y revolucionarias de sus ideas. Es común y frecuente que en foros de discusión, así como en pláticas de café, personas que han leído las filosofías tanto de Robert Kiyosaki como por ejemplo de Karl Marx lo comparan. Lo cierto es que no tienen mucho en común.

En definitiva, Kiyosaki nos ha brindado diez máximas de las que ningún inversor se puede jactar de no tener presente. En primer lugar, 1 – La experiencia te hace más inteligente: Cada vez que hacemos una inversión nos volvemos más inteligentes porque la experiencia nos dá inteligencia. Si sabes lo que estás haciendo puedes hacerlo mejor. Las personas exitosas saben que cometen errores en la trayectoria.

En segundo lugar, 2 – Cuando más des, mas recibiras. Prácticamente alude a un principio bíblico. Sostiene que cuando se encuentre con alguien que no tiene dinero significa que no está dando algo. Muchas personas quieren más, sin embargo, no están dando algo. Son como el padre pobre, sostiene Kiyosaki. No pierdas el tiempo en criticar. 

Como tercera regla, 3 – Cambia tu forma de pensar. Cuando estamos frente a presiones, por ejemplo, de tipo financieras, tenemos que utilizar esa motivación para ganar más dinero. Kiyosaki insiste en utilizar a los cobradores como motivadores. Sostiene que somos nuestro mayor capital pero también nuestro mayor riesgo. Por lo tanto, es indispensable cambiar la forma de pensar. 

4 – Enfócate. Kiyosaki alude a incrementar nuestro coeficiente intelectual financiero. Aumentar la inteligencia financiera es una máxima. Para esto, a su entender, hay que utilizar el método que denominó FOCUS (Follow One Course Until Successful, “Seguir un camino hasta ser exitoso”. Las personas más exitosas son las que quieren aprender. 

Para el gurú financiero, el aprender los conceptos básicos de finanzas, entre ellos, ahorro, crédito, impuestos. es clave para la libertad financiera. 

Como quinto punto, es necesario considerar 5 – Los tiempos difíciles traer oportunidades. Basado en ideas orientales, Kiyosaki sostiene que las crisis devienen en oportunidades. Para ello, es importante manejar el riesgo. En este sentido, considerar que para ser un inversionista como tal es menester aprender a manejar el riesgo y las emociones que este conlleva. 

6 – Diseña el negocio correctamente. Ya dijimos que todos pueden aprender de finanzas. No importa si en la escuela secundaria fuiste un mediocre o eres malo en matemáticas. Lo importante es saber cual es el modelo de negocio a seguir y entender en la práctica el mundo de las finanzas. Invierte en vos mismo. 

Para ello también es necesaria aprender a vender. Esto no tiene que ver con nuestra profesión, carrera, trabajo, gustos o intereses. Es decir, a los ojos de Kiyosaki, uno tiene que saber venderse. Cualquier persona se puede beneficiar mucho de aprender a vender y venderse a ellos mismos. Haz caso de los consejos financieros de las personas exitosas. 

En séptimo lugar, 7- Es necesario tener en cuenta que uno está trabajando duro. Es decir, Kiyosaki nos invoca a ser conscientes del esfuerzo que está conllevado nuestro trabajo, para valorar así, los frutos recibidos por el mismo. Hay que reconocer la recompensa de nuestra lucha. 

El octavo punto se refiere a los miedos. 8 – No tengas miedo de las pérdidas. Recuerda que en la escuela nos enseñar a que si nos equivocamos estamos ante un constante fracaso pero en la vida real la cuestión se trata de prueba y error, hasta llegar a la meta buscada.  La gente con éxito asume riesgos. 

Asimismo, como novena cuestión, 9 – Hay que apuntar a adquirir activos. En este sentido, es imprescindible vender. Para ello es importante aprovechar las leyes a nuestro favor. Por ejemplo, cuando jugamos al poker y conocemos las reglas más fácil o en mejor ventajas estamos para ganar.  En definitiva, no se trata de trabajar por dinero, sino de atraerlo.

Por último, 10 – Kiyosaki apela a no ahorrar dinero sino a tratar de cubrirlo. Hay que cambiar el “no puedo pagar eso” a la siguiente pregunta: “¿Cómo puedo llegar a pagar eso sin deudas legalmente?”. La cuestión no se trata de ser más rico por ganar más dinero. 

En conclusión, las ideas de Kiyosaki apelan a la transformación de las actitudes de las personas con intenciones de crecer. La idea central es ser proactivo, esforzarse por eliminar la emoción del miedo, controlar nuestra inteligencia emocional y aprender a entender cómo funciona el mundo de las finanzas. 

Si bien ha sido cuestionado por muchos, sus ideas no dejan de ser interesantes para aquellas personas que deseen incrementar su patrimonio.

¿Cómo obtener una fortuna según Kiyosaki?

¿Quién es realmente afortunado para usted? Aquel que que se ha preparado para crecer profesional y comercialmente o aquel que se ha formado en la práctica haciéndose de tantos éxitos como fracasos. Bastará conocer el patrimonio de Robert Kiyosaki y cómo se ha hecho de esa fortuna para encontrar una respuesta.

Más allá del filantrópico cuestionamiento sobre la verdadera fortuna de un ser humano, y sentándose en el costado material que todos tenemos, la mayoría de las personas nos hemos preguntado alguna vez en la vida cómo es posible ganar dinero y construir una fortuna. Extraemos de los libros de Robert Kiyosaki frases que nos darán una respuesta.

Adelante, ponte cómodo que esto te dejará un aprendizaje.

“La principal razón por la cual las personas luchan financieramente, es porque han pasado años en escuelas pero no aprendieron nada acerca del dinero; el resultado es que las personas aprenden a trabajar por el dinero… pero nunca aprenden a tener dinero trabajando para ellos”.

Las carreras de administración de empresa están repletas de jóvenes entusiastas que quieren su pupitre y sus computadoras para tomar apuntes de lo que otros le dicen. Mientras esto ocurre, el Robert Kiyosaki que Forbes destacó por su bibliografía, no se cansa de afirmar que otros están ganando dinero en ese mismo instante, al tiempo que también aprenden y sin necesidad de tomar apuntes puesto que lo harán se lo llevarán en sus hombros todo el tiempo para aplicarlo cada vez que sea necesario.

¿Entonces no es necesario capacitarse? Eso sería ridículo, sólo hay que cambiar el método. Algunos prefieren hacerlo de la manera tradicional, mientras que la realidad te dice que podés aprender a ganar dinero, y ganarlo. Todo junto.

“¡Los perdedores se dan por vencidos cuando fallan;

los ganadores fallan hasta que tienen éxito!”.

El patrimonio de Robert Kiyosaki está constituido en la actualidad por un acaudalado poder adquisitivo, muchas inversiones hacen que sea fluctuante y vertiginoso, al tiempo que también aseguran su crecimiento constante.

Pero hasta esa cima llegó andando, no observando solamente ni tomando nota, sino metiéndose en los problemas.

Cuando Robert conoció a Kim Kiyosaki, ahora su esposa, reveló tras la publicación del libro “Mujer Rica” que él estaba perdido y repleto de fracasos. Sin embargo, era afortunado por tener a esa mujer y por todos los conocimientos que había adquirido hasta entonces con los cuales podía volver a empezar cuantas veces se lo propusiera.

¿De cuánto es la fortuna de Robert Kiyosaki?

Padre rico no sólo es un personaje (real o no), como tampoco es sólo el título de una de las obras de Robert Kiyosaki. Es una de sus compañías que hoy está valuada en más de US$80 millones según Celebrity Network.

Su acaudalado valor se potenció con las publicaciones de sus propios best sellers pero también con los de su esposa Kim Kiyosaki y de las obras realizadas por Robert Kiyosaki y Donald Trump en donde explican por qué tienes que ser rico.

Sin embargo, la fortuna no se multiplica con la sola publicación de estas obras, entre otras más sobre inversiones y emprendedurismo.

Toda una maquinaria de productos giran en torno al concepto de “Padre rico” con audiolibros, cursos, conferencias, juegos de mesa, webinar, streamings, blogs, redes sociales y más, un sin fin de contenidos que sirven la mesa de quienes lo siguen y construyen su fama de gurú de las inversiones y los emprendimientos.

En este contexto, calcular el patrimonio de Robert Kiyosaki puede ser una tarea casi imposible si él mismo no nos permitiera conocer el trasfondo de su negocio.

Robert Kiyosaki en wikipedia

No es difícil saber, en teoría, cómo ha construido su fortuna Robert Kiyosaki. Empero, si tenemos que saber en profundidad sobre sus secretos de inversor es posible que muchos señalen que estamos proclives a caer en las trampas de un buen relato.

Por eso es que la historia del empresario Robert Kiyosaki se cuenta como en una publicación de wikipedia, construyendo por partes y tomando los conocimientos que todos, incluso él sobre sí mismo, relatan sobre el inversor y conferencista que sabe contarle al mundo cómo salir del estado de confort para volverse millonarios, y para prueba de ello está el mismo, el ahora Padre rico de sus hijos.

Biografía de Robert Kiyosaki, todo lo que tenés que saber sobre el

Conocido como el gurú de las finanzas, Robert Kiyosaki, empresario, escritor, inversor y speaker motivacional tiene más de 20 obras publicadas que llegaron a superventa y logró popularidad con frases que son aplicables para los inversores, como para los emprendedores.

 

Las frases de Robert Kiyosaki son quizás la página más popular de este empresario de 72 años que sabe mantenerse en el mercado de la información sobre finanzas y generar un speech motivacional para que cada vez más personas se introduzcan a este mundo y jueguen un rol importante.

Pero no sólo de frases construyó su fortuna, sino de buenas decisiones, aquellas que muchos quieren replicar, razón por la cual Forbes dio a Robert Kiyosaki un lugar entre sus publicaciones.

Para conocerlo en profundidad vamos a meternos en su biografía desde el inicio.

Robert Kiyosaki y la relación con su padre rico

Nacido en abril de 1947, la infancia de Kiyosaki tiene vetas misteriosas que algunos prefieren descreer porque parece un relato construido con mucha inteligencia, mientras que otros toman los del consejos de los padres de Robert Kiyosaki como si fueran palabras de oro. Sí, los dos padres, porque según Kiyosaki tuvo un padre rico y uno pobre.

En esta dualidad, el empresario desarrolló un personaje tan estimulante como polémico que, desde su visión, tiene como objetivo promover un cambio de ciclo y educar financieramente a las nuevas generaciones con una novedosa concepción del valor del dinero.

¿Quién es Ralph H. Kiyosaki?

La pregunta real es quién es el padre de Robert Kiyosaki. Este es justamente el centro de las polémicas en torno al empresario e inversor que apoyó su libro “Padre rico, Padre pobre” en, según sus palabras, una historia real.

Sin embargo, pese a que menciona todo el tiempo a su padre rico, nunca revela su verdadera identidad asumiendo el firme compromiso de protegerlo. Es que su acaudalado padre no sólo le dejó una montaña de dinero y de inversiones, sino además la responsabilidad de atesorar el secreto de su verdadero nombre.

Algunas fuentes revelan que su padre podría haber sido Sidney Kosasa, el fundador de la cadena ABC Stores debido a que la historia de vida de Kosasa tiene algunas semejanzas con los trazos de vida que comparte Robert Kiyosaki en su libro. De todas maneras, con el esfuerzo de documentar este paralelismo, los mismos que sospechan que su padre rico es Kosasa  asumen, al mismo tiempo, que varios pasajes de vida no coinciden en absoluto, pero que podría ser adrede para confundir a sus lectores y finalmente lograr el cometido de ocultar esa verdad.

La historia de los dos padres de Robert Kiyosaki cobra relevancia, más allá de la polémica, debido a que es el padre rico quien le revela los principios básicos del dinero. Uno de ellos es el “páguese usted primero” como modo de prosperar económicamente y no encapsularse en las responsabilidades que, en definitiva, ponen freno a las ansias de crecer.

Mientras que padre pobre cobraba un sueldo para pagar sus deudas antes que nada, padre rico lo estimulaba a dejar el ejército y emprender para ganar dinero. Estos padres son como el ángel y el diablo apoyado uno en cada lado del hombro de las personas, de todo inversor, y es tan mitológico que deja lugar a la duda de si realmente existieron estos padres o simplemente sirven a la construcción de una teoría con un poco de imaginación.

El salto al abismo

Cuando Robert T. Kiyosaki dejó el ejército, aquel lugar seguro desde todo punto de vista, dió un salto al abismo teniendo una única presunción: si no se lanzaba nunca sabría hasta dónde podría llegar.

Se formó como vendedor y eso lo habilitó a trabajar en Xerox para luego emprender con la producción de carteras de nylon para surfistas. Para entonces, eso de dar saltos al abismo se había convertido en parte de su vida, tanto que podía analizar hacia dónde saltar para caer parado.

Del mundo de las carteras de nylon pasó a las inversiones en bienes raíces en donde cosechó parte de su fortuna con el desarrollo del juego Cash Flow con el cual pone a la gente a pensar lúdicamente cómo salir de la carrera de rata o trabajador asalariado para tomar la autopista y convertirse en empresario, con todos los riesgos que eso asume.

En 1994 se casó con Kim Kiyosaki quien no tardó en publicar su propio libro titulado “Mujer rica” y cuyo prólogo lo escribió él mismo Kiyosaki en donde le propició estas palabras, entre otras más: “Al conocernos, lo único que yo tenía era un montón de deudas, una tonelada de errores, excelentes lecciones de vida y un sueño. Ella estaba dispuesta a compartir su vida conmigo, aunque yo no tenía nada para convertir en realidad esos sueños. Hoy ambos hemos superado por mucho esos primeros sueños y estamos viviendo otros más allá de nuestra imaginación más alocada”.

Robert Kiyosaki y Kim Kiyosaki no son la pareja perfecta, claro está, pero si algo hay que rescatar es que ambos construyeron una fortaleza cuyos consejos comparten abiertamente, pero atesoran secretos puertas adentro.

Otra mujer que cobró relevancia en la vida de Robert Kiyosaki es Sharon Lechter co autora de algunas de sus publicaciones con quien creó el concepto Familia Rica que se sumaron al grupo de Padre Rico que le pertenece a Kiyosaki y Mujer Rica de autoría de su esposa.

También fue co autor de una obra de Donald Trump, a quien apoyó como candidato republicano en las elecciones presidenciales de 2016 para Estados Unidos. Se dice que Trump buscó al empresario e inversor y lo mantuvo a su lado como su propio gurú de inversiones durante un largo tiempo.

110 frases de Kiyosaki y cómo encontrar la inspiración en el mundo de las finanzas

Existen inversores muy mentales y otros muy espirituales, pero en este mundo de los números y las estrategias, tan lleno de altibajo, las emociones tienen que abrazarse con buen tino. Las frases motivadoras de Robert Kiyosaki han sido, sin dudas, una fuente de inspiración para muchos tomadores de decisiones.

Iniciar un negocio, comenzar con un emprendimiento o dar el primer paso como inversor no es para nada fácil, algunos necesitan un empujoncito y para muchos ésto es lo que han representado las frases de éxito de Robert Kiyosaki.

El inversor motivacional no solo es reconocido internacionalmente por sus frases motivadoras, muchas de las cuales salieron del plano exclusivo de los libros de economía y finanzas para poder volcar a Robert Kiyosaki en el Wikipedia de la vida, algo así como las palabras justas que podrías aplicar a todo momento crucial en donde la toma de decisiones es clave para dar un gran paso.

Sin dudas, las frases de Robert Kiyosaki en “Padre rico, padre pobre” son de las más populares, y es que uno de los libros vertebrales en la columna de todo inversor. Aún más, de los libros de Robert Kiyosaki, éste es considerado como la Biblia que ilumina a los emprendedores a tomar el rumbo correcto, incluso, en los peores momentos.

Sin más, vamos a lo que todos quieren tener:

Las 110 frases de Kiyosaki

  1. La emoción de ganar deber ser mayor al miedo de perder.
  2. La clase media compra deudas, los ricos, activos… Eso marca la diferencia.
  3. Solo tienes un cierto número de horas en un día y un límite para las que puedes trabajar. Entonces, ¿por qué trabajar duramente para conseguir dinero? Aprende a hacer que el dinero y la gente trabajen para ti y serás libre para hacer las cosas importantes.
  4. No necesitas ser un científico para ser rico. No necesitas una educación universitaria, un empleo bien pagado o dinero alguno para comenzar. Todo lo que tienes que hacer es saber qué quieres, tener un plan y seguirlo.
  5. El rico se enfoca en su columna de activos, mientras que todos los demás se enfocan en sus columnas de ingresos.
  6. La principal causa de las dificultades financieras son el miedo y la ignorancia, no la economía o el gobierno de los ricos. Los miedos y la ignorancia autoinflingidos mantienen atrapada a la gente.
  7. Las oportunidades se repiten porque la gente repite los mismos errores.
  8. La gente que consigue más éxito en la vida es la que hace preguntas. Siempre están aprendiendo. Siempre están creciendo. Siempre están empujando.
  9. Saber que necesitas hacer un cambio no es suficiente, tienes que encontrar las agallas para hacerlo.
  10. En mi opinión, una de las razones por las que millones de personas pierden billones de dólares es que invirtieron su dinero pero no estuvieron dispuestos a invertir su tiempo.
  11. Trata a cada decisión como al amor de tu vida. Entrega respeto y haz las cosas de la manera adecuada. Tus decisiones te llevaran al éxito o al fracaso inminente. Toma decisiones como lo hacen las personas ricas.
  12. Dentro de cada problema hay una oportunidad.
  13. Las personas más ricas del mundo crean redes, todos los demás están entrenados para buscar trabajo.
  14. Los ganadores no tienen miedo de perder. Los perdedores sí. El fracaso forma parte del proceso de éxito. La gente que evita el fracaso también evita el éxito.
  15. Lo que siempre digo a la gente es esto: si evitas el fracaso, también evitas el éxito.
  16. Utiliza la tecnología. La era de la información puede convertirte en millonario fácilmente y en menos tiempo. En todas y cada una de mis charlas suelo asegurar que Internet es el mayor cajero automático del mundo, todo lo que se requiere es inteligencia financiera.
  17. La razón principal por la que las personas tienen dificultades financieras es porque aceptan consejos financieros de personas pobres o de vendedores.
  18. Recuerda tu mente es tu mayor activo, sé cuidadoso con lo que pones en ella.
  19. Tu futuro se crea por lo que haces hoy, no mañana.
  20. En la vida real, la gente más inteligente es la que comete errores y aprende de ellos. En el colegio, la gente más inteligente es la que no comete errores.
  21. Quejarse de tu situación actual en la vida no sirve de nada. En su lugar, ponte en pie y haz algo para cambiarla.
  22. Si has fallado, eso significa que estás haciendo algo. Si estás haciendo algo, tienes una oportunidad.
  23. La mayoría de la gente no se enriquece porque no han sido capacitadas para reconocer las oportunidades que tienen frente a ellas.
  24. Los perdedores son personas que tienen miedo de perder.
  25. La mejor forma de predecir el futuro es estudiar el pasado o pronosticarlo.
  26. Es más importante aumentar tus ingresos que reducir tus gastos. Es más importante cultivar tu espíritu que recortar tus sueños.
  27. La gente más exitosa son los inconformistas que no tienen miedo a preguntar ¿por qué? cuando todo el mundo piensa que es obvio.
  28. La inteligencia resuelve problemas y produce dinero. El dinero sin inteligencia financiera se va pronto.
  29. El dinero nunca te hará feliz si eres una persona infeliz.
  30. Cuando eres joven, debes trabajar para aprender, no para ganar dinero.
  31. Me preocupa la gente que se centra solo en el dinero y no en su riqueza más grande, que es su educación.
  32. Todo el mundo quiere ir al cielo, pero nadie quiere morir.
  33. La historia nos recuerda que los dictadores y déspotas surgen durante momentos de grandes crisis económicas.
  34. Abandonar es la cosa más fácil de hacer.
  35. Ser un empresario es sencillamente ir de un error tras otro error. Debes tener la fortaleza para seguir adelante.
  36. Si eres de la clase de persona que no tiene agallas, te rindes cada vez que la vida te presiona. Si eres ese tipo de persona, vivirás toda tu vida jugando a lo seguro, haciendo las cosas correctas, evitando que algo suceda. Entonces, mueres siendo un hombre viejo y aburrido.
  37. Los activos ponen dinero en tu bolsillo, trabajes o no, y los pasivos toman dinero de tu bolsillo.
  38. No nací siendo un emprendedor natural. Me tuve que entrenar.
  39. Solo eres pobre si te rindes. Lo más importante es que hiciste algo. La mayoría de la gente solo habla y sueña sobre hacerse rica. Tú has hecho algo.
  40. Un trabajo es una solución de corto plazo para un problema a largo plazo.
  41. Prefiero dar la bienvenida al cambio que aferrarme al pasado.
  42. Aprende a usar tus emociones para pensar, no a pensar con tus emociones.
  43. Si aún haces lo que mamá y papá te dijeron que hagas, estás perdiendo.
  44. Todo el mundo te puede decir el riesgo. El emprendedor puede ver la recompensa.
  45. Empieza pequeño y sueña a lo grande.
  46. La clase media y pobre trabajan por dinero. La gente rica tiene dinero que trabaja para ellos.
  47. Quiero padres que enseñen que la inteligencia académica es esencial, pero también lo es la inteligencia financiera.
  48. Hay personas a quienes en busqué porque tenían dinero. Pero yo no iba detrás de su dinero; yo estaba buscando sus conocimientos.
  49. Quejarte por tu actual posición en la vida no merece la pena.
  50. La mayoría de la gente no se da cuenta que en la vida, lo que importa no es cuánto gana, sino cuánto ahorra.
  51. Se levantan todos los días y van al trabajo por dinero, sin tomarse el tiempo para preguntarse: ¿hay otro camino?
  52. Lo que la mayoría de la gente no entiende cuando se convierte en un emprendedor es que nunca termina.
  53. Las personas que toman riesgos cambian el mundo. Pocas personas se hacen ricas sin tomar riesgos.
  54. El dinero es sólo una idea.
  55. La inversión en bienes raíces, incluso a pequeña escala, sigue siendo un medio probado de construir un flujo efectivo de dinero y riqueza.
  56. Cuando te ves forzado a pensar, se amplía tu capacidad mental. Y al ampliar tu capacidad mental, aumenta tu riqueza.
  57. Encara tus miedos y dudas, y nuevos mundos se abrirán a ti.
  58. El pensamiento es el trabajo más duro que hay. Por eso tan poca gente se involucra en él.
  59. Céntrate, sigue un curso hasta el éxito.
  60. Haz lo que tu corazón te diga que es lo correcto, porque de todas formas te van a criticar.
  61. La esperanza drena tu energía. Mientras que la acción la crea.
  62. Las críticas solo te hacen más fuerte. Tienes que ver lo que te dicen como feedback. A veces el feedback ayuda, y otra veces, solo es sonido que puedes ser una distracción.
  63. Si eres el tipo de persona que está esperando que ocurra “lo correcto”, puede que esperes por un largo tiempo. Es como esperar que todas las luces de tráfico estén verdes antes de comenzar el viaje.
  64. El liderazgo es lo siguiente que necesitas aprender.
  65. La educación es barata, la experiencia es cara.
  66. Están los que hacen que ocurran las cosas, están los que miran las cosas ocurrir y están los que dicen ¿qué ocurrió?
  67. Un plan es simplemente un puente hacia tus sueños. Tu trabajo es hacer que ese puente sea real.
  68. La única diferencia entre una persona rica y una pobre es la forma de usar el tiempo.
  69. Los negocios y la inversión son un deporte en equipo.
  70. Tienes una vida. Vive de una forma que inspire a alguien más.
  71. Comienza un negocio a tiempo parcial y comete tantos errores como puedas mientras tengas aún tu trabajo a tiempo completo.
  72. Si quieres ir a algún sitio, lo ideal sería encontrar a alguien que ya haya estado en ese sitio.
  73. La mayoría de negocios piensa que el producto es lo más importante, pero sin un gran liderazgo, una misión y equipo que desarrolle los resultados a un alto nivel, incluso el mejor producto no hará a una compañía exitosa.
  74. Ser políticamente correcto significa decir lo educado en lugar de lo que es exacto. A mi me gusta ser exacto.
  75. Si quieres ser rico es necesario que te eduques financieramente.
  76. Como dije, desearía decir que fue fácil. No lo fue, pero tampoco fue duro. Pero sin una razón fuerte o propósito, cualquier cosa en la vida es difícil.

78.Tuve dos padres, uno rico y uno pobre. Ambos hombres fueron fuertes, carismáticos e influyentes.

  1. La libertad financiera está disponible para aquellos que aprenden sobre ella y trabajan para ella.
  2. Sólo memorizamos fechas históricas y nombres, no la lección.
  3. No se puede tener éxito sin fracaso.
  4. Una estrategia ganadora debe incluir perder.
  5. Estar dispuesto a probar cosas nuevas y a cometer errores te mantiene humilde. Y las personas humildes aprenden más que los orgullosos.
  6. En el mundo del dinero y las inversiones, debes aprender a controlar tus emociones.
  7. Averigua dónde estás, a dónde vas y erige un camino para llegar a ese lugar.
  8. Si te das cuenta de que tú eres el problema, entonces te puedes cambiar a ti mismo y crecer más sabio. No culpes a otra gente por tus problemas.
  9. El único 10 que obtuve fue en el taller de talla de madera porque me encantaban las actividades manuales. Construí un bote mientras que mis compañeros fabricaban ensaladeras para sus madres.
  10. Aprendemos más sobre nosotros mismos cuando erramos, por eso no tengamos miedo a equivocarnos. Equivocarse es parte del proceso del éxito.
  11. Dentro de cada problema yace una oportunidad.
  12. Si las personas están preparadas para ser flexibles, mantienen su mente abierta y aprenden, se volverán ricos con los cambios.
  13. Mi padre pobre siempre dijo “nunca seré rico”… mi padre rico siempre se describía a sí mismo como rico.
  14. En el momento en que el dinero golpea tus manos, tienes el poder de determinar tu futuro financiero.
  15. La habilidad para conseguir riquezas no es propiedad de unos pocos, todos podemos llegar a tenerla.
  16. Si quieres ser un líder, necesitas ser un maestro de las palabras.
  17. Algunas personas son demasiado flojas para pensar. En vez de aprender cosas nuevas, piensan la misma idea todos los días.
  18. Si quieres ser rico, simplemente sirve a más gente.
  19. Encuentra el juego en que puedas ganar, y luego comprométete a jugarlo, y juega para ganar.
  20. Una de las cosas más tontas que puedes hacer es aparentar que eres inteligente. Al intentar ser inteligente, estás en el nivel más alto de la estupidez.
  21. Es importante elegir lo que pensamos en lugar de reaccionar a nuestras emociones.
  22. La gente tiene que abrir los ojos y darse cuenta que la vida no espera por nosotros. Si quieres algo, debes levantarte e ir tras ello.
  23. Un juego es como un espejo que te permite mirarte a ti mismo.
  24. En el interior de nuestro ser existe un David y un Goliat.
  25. Alguna gente tiene terror de las serpientes. Alguna gente tiene terror de perder dinero.
  26. Si descubres que estás atrapado en un agujero en la tierra, deja de cavar.
  27. Mi padre rico siempre dijo “el dinero es poder”.
  28. Tienes que ser inteligente. Los días sencillos se han terminado.
  29. El tema del dinero no es enseñado en las escuelas.
  30. Para convertirse en una persona rica es necesario tener el pensamiento correcto, las palabras adecuadas y el plan indicado.
  31. La mayoría de la gente sigue a la multitud. Hacen cosas porque todos los demás las hacen.
  32. Si las personas piensan que el dinero soluciona sus problemas, lo más probable es que tendrán un camino difícil.

En el mundo de las ventas también se escuchan las frases de Robert Kiyosaki y El negocio del siglo 21, no sólo porque son motivadoras, sino porque bien pueden ser frases de emprendedores que están dando con su primer caso de éxito, y es sabido que tocar esa cima es tan grandioso como arriesgado.

Despojarse de las emociones fuertes, liberar los sentidos para atraer los buenos negocios, sacarle el valor al dinero pero saber cuánto valen los acuerdos y las sociedades, enfrentarse a uno mismo y sus miedos, todo un gran trabajo que no sólo conlleva tener presente alguna que otra frase de Robert, sino también ejercitar mentalmente y en la práctica todos los días, y cada minuto de la vida, para superar al anterior.